Finalizó el torneo exprés de fútbol sala, que contó con doce equipos.

Una gran acogida, entre el sector de los deportistas infanteños, tuvo este novedoso formato en fútbol sala, que permitió que 12 equipos jugaran en 5 horas un maratón por grupos.

A las 20:00 en el pabellón Municipal dio comienzo este nuevo campeonato, que parece que ha venido para quedarse, en el cual se jugaban partidos de fútbol sala ultrarrápidos (5 minutos a reloj parado, pero la regla de gol de oro a veces hacía que se cortaran nada más sobrepasar el tercer minuto de juego.

La gran cantidad de inscripciones llevó hasta doce el número de equipos apuntados, que fueron repartidos en tres grupos de cuatro.

Tras jugarse las pertinentes ligas a una vuelta, los tres campeones pasaron a seminfinales (Sefútbol, La Custodia (equipo revelación del torneo) y Los Comodones). Los tres subcampeones jugaron un triangular para dirimir el cuarto semifinalista y La Sisuneta, un favorito que había defraudado, no tuvo problemas en vencer a sus dos oponentes y así volvían a ser aspirantes a todo.

Era la medianoche cuando los de Sefútbol derrotaban a La Custodia y poco después los de La Sisuneta doblegaban a Los Comodones, que casi eran los favoritos tras haber hecho una fase de grupos espectacular; no obstante, se llevaban el tercer puesto tras superar en la prórroga a los peleones chicos de la Custodia, que se quedaron sin premio tras hacer un torneazo.

La Gran final tuvo mucho nivel y emoción a raudales, tras haber remontada de La Sisuneta al gol inicial de Sefútbol y contrarremontada de éstos, prórroga incluida (3-2), para acabar llevándose el trofeo de campeones, dejando el segundo puesto a sus rivales.

A la una de la madrugada se ofició la entrega de trofeos a los tres equipos del podio, y como resumen, éxito de esta iniciativa, con mucho público en las gradas durante todo el campeonato y setenta deportistas dando lustre con su buen juego y entusiasmo a esta competición.